El consultor del Gobierno Regional de Puno Piony Turpo Choquehuanca señaló que una unidad vehicular perteneciente a la entidad regional permanece en manos de las rondas campesinas de la provincia de Carabaya que lo retuvieron como medida de presión para que devuelvan las maquinarias que fueron llevadas a otra obra de la carretera Macusani-Abrasusuya.
Dijo que una camioneta del Gobierno Regional Puno (GRP) fue arrebatada por los miembros de Rondas Campesinas de la provincia de Carabaya, con el pretexto de que retornen las maquinarias pesadas que fueron trasladadas de la obra Abra Susuya a la construcción de la carretera Lampa – Cabanilla – Cabanillas.
“La medida de retener la camioneta fue tomada por las rondas campesinas a razón de que una retroexcavadora y dos volquetes fueron trasladadas desde aquella provincia hacia Lampa. Tuvimos que escapar, porque casi nos toman de rehén”, aseveró.
Se sabe que los trabajos en la carretera Macusani-Abra Susuya, proyecto que se inició en la gestión de Mauricio Rodríguez sigue presentando retrasos en su ejecución y las maquinarias aun no son devueltas.