El consejero de la provincia de Azángaro, Pelayo Cuba, cuestionó la actitud de alguno de los militares de la gestión actual del gobierno regional, al intentar secuestrarlos e intimidarlos, tras los resultados de la sesión extraordinaria donde se aprobó otorgar 15 días de licencia al gobernador, Walter Aduviri.

“Casi nos secuestran en el consejo regional y si no hubiera intervenido la policía, tal vez se habrían cometido excesos como atentar contra nuestra la integridad física. Nos persiguieron hasta tomar nuestro vehículo, ese día estuve mal de salud ” remarcó.

Dijo, que único que buscan como fiscalizadores en el gobierno regional es mantener la gobernabilidad, para el normal funcionamiento del gobierno regional de Puno y no se paralice por intereses de algunas personas y de grupo, que perjudica el desarrollo del departamento de Puno. (Pachamama)