El congresista Lucio Ávila Rojas será el coordinador del Grupo de Trabajo que investigará los presuntos actos de corrupción, probables delitos y otros actos irregulares que se habrían cometido en el proceso de selección y de ejecución del proyecto de drenaje pluvial de la ciudad de Juliaca derivado del contrato celebrado entre la Municipalidad Provincial de esta jurisdicción y el consorcio privado “Uros”.

Así lo determinó la Comisión de Fiscalización y Contraloría General de la República del Congreso, quien a través de su presidente Héctor Becerril, determinó que esta comisión tendrá un plazo de 45 días para realizar las diligencias respectivas y desarrollar sus conclusiones finales.

Sobre el particular el legislador Ávila Rojas consideró trascendental la decisión de investigar a profundidad este sonado caso en el propósito de conocer la verdad sobre las serias deficiencias que presenta la obra “y deslindar responsabilidades tanto de los funcionarios como de los responsables de las empresas privadas involucradas en esta grave denuncia”.

Cabe recordar que en su momento el Órgano de Control Institucional de la Municipalidad Provincial de San Román determinó que la obra, cuyo contrato se suscribió en el 2014 y hoy se encuentra paralizada, no contaba con el saneamiento físico legal para la disponibilidad de los terrenos, que no se había dejado el espacio necesario para las instalaciones y que se había contratado a personal inexperto, pese a que “Uros” ofreció la participación de especialistas españoles, entre otras irregularidades.