El gobernador Regional de Madre de Dios, Luis Hidalgo, informó ayer que la cifra de casos confirmados de dengue se elevó a 1,100 en la región y cobró la vida de seis personas. En una entrevista  destacó que ese número representa casi el doble de los detectados a fines de enero.

“Al 31 de enero teníamos 540, y en esta primera semana de febrero, hemos llegado a 1,100 casos positivos. Lamentablemente, entre ellos, hemos tenido seis muertos”, detalló la autoridad, tras destacar que el Ejecutivo anunció que declararía en emergencia sanitaria la región. La medida también alcanzará a Loreto y San Martín.

 

El dengue es transmitido por el zancudo Aedes aegypti. Si bien se trata de una enfermedad endémica o habitual en el Perú, este año reportó un brote importante; además de la aparición de una nueva variante en Madre de Dios (Den-2 Cosmopolitan) y otra que no era vista desde los 90 (serotipo 1) en Loreto.

 

Para enfrentar esa situación, la Dirección Regional de Salud (Diresa) de Madre de Dios inició ayer la jornada de fumigación en 24 mil viviendas de la provincia de Tambopata. Autoridades sanitarias exhortaron a la población a permitir el ingreso de los fumigadores en los predios, porque “una sola vivienda no fumigada puede ser criadero del zancudo”.