Un sujeto llevado por la ira acabó de tres disparos a quema ropa con la vida de su suegro la tarde del jueves, luego que el fallecido le reclamara por no atender a su pequeña, fruto de la relación con su hija.

La tragedia tuvo lugar a las 12:30 horas, en el centro poblado de Progreso, distrito de Asillo (Azángaro), lugar hasta donde llegó el asesino identificado como: Néstor Seminario Yupanqui Cayo (27) para buscar a su pequeña hija, fruto de su relación con Ruth Choquehuanca Huaricacha (28).

Tras llegar al lugar el homicida en encuentra con el abuelo de la menor, identificado como: Mario Quintín Choquehuanca Ccopacondori (55) con quien sostiene una fuerte discusión luego que este le reclamara por la poca atención que daba a su hija. Y tras ello, el presunto asesino le dispara hasta en tres ocasiones hiriendolo gravemente.

La hija en compañía de familiares llevaron al herido al Centro de Salud de Progreso de donde es referido al hospital Carlos Cornejo Roselló Vizcardo falleciendo durante el trayecto. Las balas los hirieron en el abdomen, corazón y en la espalda.

Conocido el homicidio, la policía de Azángaro tomó conocimiento que el homicida se encontraba escondido en uno de los cerros colindantes a la comunidad de Parca-Parca en el distrito de Nuñoa (Melgar).

Tras una paciente espera, es que los agentes logran detener al presunto asesino cuando descendía del cerro en su moto lineal. En su mochila se encontró un revólver marca Ruby con el que habría acabado con la vida de su suegro.