Confrontación. Como ya se tenía previsto, el fiscal Hamilton Castro, a cargo de investigar las presuntas coimas pagadas por Odebrecht a funcionarios peruanos, no asistió ayer a la sesión de la comisión Lava Jato del Congreso, lo cual generó duras críticas de los integrantes de este grupo de trabajo hacia él y al titular del Ministerio Público, Pablo Sánchez.

Al inicio de la reunión, el presidente de la comisión, Víctor Albrecht, dio cuenta del oficio firmado por Sánchez, en el que se informa sobre la decisión de la Junta de Fiscales Supremos de no autorizar la asistencia de Castro por el “carácter reservado” de la investigación fiscal.

El congresista aprista Mauricio Mulder calificó como “deplorable” el accionar del Ministerio Público y planteó evaluar una “acusación constitucional” contra el fiscal de la Nación.

“Ya merece una acusación constitucional, porque es evidente que hay una infracción constitucional en el criterio de creerse poder autónomo y jurisdiccional para hacer caso omiso a una citación del Parlamento”, manifestó Mulder.