COMISION DE FISCALIZACION - CONGRESO DE LA REPUBLICA

Luego de que se revelara que el congresista Elías Rodríguezplagió textos periodísticos y científicos para sustentar, al menos, cinco proyectos de ley, la Comisión de Ética del Congreso decidió ayer, por unanimidad, pasar a etapa de indagación el caso que involucra al legislador aprista y otros que estaban en agenda.

“Tenemos 15 días para citar a los denunciantes y al denunciado, al término de este lapso de tiempo debemos elaborar un informe para determinar quién pasa a investigación y quiénes no”, explicó el titular de este grupo de trabajo, Segundo Tapia (ver pág. 6).

De esta manera, Ética decidió actuar de oficio para determinar la responsabilidad que tendría en este asunto el tercer vicepresidente del Parlamento, quien por segunda vez está envuelto en esta falta ilícita.

Este diario dio cuenta a fines de agosto de que el parlamentario tomó párrafos de textos publicados en nuestra página web para usarlos en la exposición de motivos de un proyecto contra la violencia a la mujer. Aquella vez tampoco citó la fuente.

“Yo no he plagiado”

Pese a las denuncias en su contra, Elías Rodríguez dijo ayer que su conciencia “está limpia”. Y es que, argumentó, la culpa de estas prácticas ilegales es de su ex asesor Ricardo Aquino Pajares, quien redactó la sustentación de las iniciativas legislativas.

“Son los asesores los que realizan el proyecto de ley; yo no he plagiado, he firmado esos proyectos sin haberlos leído o los he leído muy rápido”, se excusó el parlamentario, quien con estas declaraciones ya ensaya lo que será su defensa ante la Comisión de Ética.

En esta línea, rechazó tener alguna responsabilidad política y aclaró que no dimitirá a su cargo en la Mesa Directiva del Legislativo.

“No voy a renunciar a la vicepresidencia, no hagan de esto algo que no merece más que una explicación en los ámbitos éticos del Parlamento”, respondió ante las preguntas de los periodistas.

“Reconozco mi error porque ahora, además de ser vicepresidente del Congreso y tener una aspiración a la Secretaría General de mi partido, tengo que empezar a filtrar estos casos”, agregó.

Perú21 le consultó a Rodríguez si mantendría su candidatura al cargo directivo del Partido Aprista Peruano, que lanzó el último domingo, pero no hubo respuesta de su parte.

Antes de culminar con su pronunciamiento, el congresista anunció que ha retirado todos los proyectos de ley que había presentado hasta el momento. De las 30 propuestas de su bancada, sin contar las tres que ya había dado de baja, 15 eran de autoría del representante aprista.

Responsabilidad

El vocero alterno del Apra, Mauricio Mulder, fue claro al señalar que un funcionario público, al firmar un documento, está asumiendo la responsabilidad de su contenido.

“Hay que ser bastante escrupuloso, eso pasa por un cuidado especial de todo funcionario que al estampar su firma asume la responsabilidad del documento”, señaló a la prensa.

Mulder recordó que es la segunda vez que su compañero de bancada está involucrado en un caso de plagio, y que si bien es un precedente, señaló que será la Comisión de Ética, que él también integra, la que tendrá que evaluar su caso directamente.

El legislador aprista, además, reafirmó, como lo dijo en una entrevista días atrás, que apropiarse de la idea de un tercero configura un delito y que ello merece una sanción severa para el responsable.

“No retiro las palabras que dije porque son reales, porque además lo señala el mismo Código Penal, pero ahora no puedo hacer elucubraciones porque podría estar adelantando opinión, recuerden que soy miembro de Ética”, adujo.

Compra de software

Las revelaciones que hizo Perú21 pusieron en alerta a todos los congresistas. La titular del Legislativo, Luz Salgado, tuvo que organizar una conferencia de prensa para anunciar que se ha encargado a la Oficialía Mayor la adquisición de un software para detectar si hay plagio en todos los proyectos que se presenten.

Esto ocurrió minutos después de que Elías Rodríguez culpara de todo a su asesor, retirara sus proyectos de ley y declarara en reorganización su despacho. Salgado precisó que este programa informático será similar al que usan diversas universidades del país.

“Hemos tomado la decisión de que inmediatamente el Oficial Mayor adquiera los servicios de un software especial que nos pueda ayudar a prevenir estos casos, de modo tal que el congresista, antes de presentar un proyecto, lo someta a este software para verificar si es de otra autoría”, explicó la parlamentaria de Fuerza Popular.

La presidenta del Congreso añadió que si, a pesar de encontrar textos sin la cita correspondiente se insiste en presentar el proyecto de ley, el Parlamento —de oficio— lo denunciará ante la Comisión de Ética.

Además, señaló que el futuro del congresista aprista en la Mesa Directiva del Congreso, donde ocupa la tercera vicepresidencia, dependerá de la decisión del Pleno, a la luz de lo que determine la Comisión de Ética.

“(Rodríguez) es tercer vicepresidente propuesto por la bancada (aprista). Será el Pleno del Congreso que, después de lo que informe Ética, tome decisión sobre su futuro”, explicó ante los periodistas.

Tras ofrecer su descargo a los medios de comunicación, cerca del mediodía, Rodríguez no volvió a ser visto por los pasillos del Palacio Legislativo.

Hoy, su bancada se reunirá para escuchar sus explicaciones y evaluar su conducta, porque los plagios no son lo único que ha a motivado a convocar al cónclave aprista. También las palabras que tuvo para su colega Luciana León, a quien se limitó a describir en un discurso como “bonita”.