Escalofriantes fueron los testimonios de uno de los adolescentes implicados en la muerte de la joven Elizabeth, quien confesó ante las Rondas Campesinas haberla quitado la vida golpeándole con una piedra en la cabeza.

Al menos tres jóvenes, entre ellos dos menores de edad, son los principales sospechosos del asesinato de la adolescente E. C. C. (17), quien fue hallada la noche del miércoles atada en el río Achasiri del distrito de Coasa, provincia de Carabaya.

Este dato se conoce luego de la confesión que hiciera un adolescente a quien identificaremos como “RHG”, quien dijo haberla matado golpeándola con una piedra en la cabeza. Luego, la habría ocultado en una poza del mencionado río, cerca del destruido puente Murochaca.

Asimismo, este confeso homicida, soltó los nombres de sus presuntos cómplices, identidades que se encuentran en manos de las autoridades locales y rondas campesinas. Dos de los implicados tienen 17 años y uno 19.

El levantamiento del cadáver se realizó aproximadamente a las 16 horas de este jueves, con presencia de especialistas de Criminalística de la Policía Nacional del Perú, médico legista y representante del Ministerio Público.