Algunas familias lo perdieron todo prácticamente tras el feroz incendio ocurrido el pasado viernes en el distrito de Coasa donde alrededor de 20 casas fueron alcanzados por las llamas de fuego.
También se quemaron arboles de Queñua.

Como se recuerda el fuego se inició en el caserío de CHIMINA, donde al menos 15 familias perdieron sus pertenencias porque fuego arrasó de todo a su paso, familias piden la intervención de las autoridades de la Provincia de Carabaya y Regional.

Los bosques naturales de queñuales son patrimonio forestales y de fauna silvestre y representan bienes jurídicos que deben ser protegidos exhortó Herly Isidro Gonzales especialista del SERFOR (Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre).