El deseo de probar un chicharrón de alpaca, se convirtió en una completa pesadilla para un ciudadano que encontró triquina al interior del chicharrón cuando se aprestaba a degustar el plato.

Contó a través de los medios de comunicación que él llegó hasta el terminal miraflores de la ciudad de Macusani junto a su familia para probar el chicharrón, cuando de pronto se encontró con tremenda sorpresa.

De inmediato increpó a la señora que ofrecía el plato y ella solo atinó a decir que la carne lo compró del mercado.

Con un evidente fastidio, el ciudadano solicitó la inmediata intervención por parte del sector salud a estos establecimientos y la respectiva sanción.