El jefe de la Oficina de Gestión de Riesgos y Desastres del Gobierno Regional de Puno, Llipman Escobar Vera, reportó que de enero a la fecha se tuvo el fallecimiento de 5 personas en los distritos de Ñuñoa (Melgar), Ituata y San Gabán (Carabaya) a causa de las precipitaciones pluviales registradas, también la afectación de 78 hectáreas de cultivos, pérdida de 51 hectáreas de cultivos y la caída de 3 oroyas (puentes colgantes).

Las dos primeras personas fallecidas se registraron en los poblados de Kacsile y Chillihua, distrito de Nuñoa, provincia de Melgar a causa de tormentas eléctricas (rayo), mientras que dos hermanas fallecieron a causa de inundación en el distrito de San Gabán provincia de Carabaya y por último debido a la crecida del rio en el sector Atalayoc en el distrito de Ituata, misma provincia.

78 hectáreas de afectación de cultivos y 51.1 de hectáreas de perdida de cultivos en los distritos de Santa Lucia (Lampa), Orurillo, Nuñoa (Melgar), San Antón (Azángaro), Crucero, San Gabán Ayapata, Ituata (Carabaya).

Este reporte se dio a conocer en la reunión informativa que sostuvieron los directores sectoriales presidido por el gobernador regional (e) Agustín Luque Chayña, alcaldes provinciales y distritales con la ministra de Trabajo y Promoción del Empleo, Sylvia Cáceres, donde se dio cuenta de las acciones realizadas y proyectadas ante esta temporada de lluvias y heladas.