Además de la perdida de tres vidas humanas en Tacna, los huiacos dejaron a su paso destrucción y desolación en las calles, viviendas, centros comerciales, terminales y otros lugares que están hoy inundados, llenos de charcos con lodo y rocas.

El desprendimiento que afectó a esta ciudad del sur del país se dio tras la activación de la conocida ‘Quebrada del diablo’ y a su paso también ha dejado alrededor de 10 heridos y cientos de damnificados.

Se supo además que el aluvión ha ocasionado la interrupción del tránsito en varios puntos de la ciudad. Como se sabe, los huaicos perjudicaron zonas como La Florida, Ramón Copaja, San Pedro, Los Milagros, entre otros.

También se reportaron vehículos atascados o volcados debido al arrastre de las inundaciones.