El lunes, el Comité Ejecutivo Nacional de Peruanos por el Kambio decidió exigir la renuncia de la ministra de la Mujer, Ana María Romero-Lozada. La noticia ha generado sorpresa hasta en la propia bancada de la agrupación en el Congreso. Y algunas voces muestren su rechazo.

El Comité Ejecutivo Nacional argumentó su decisión refiriendo la relación que tuvo la ministra con el expresidente Alejandro Toledo, hoy acusado de haber recibido coimas de la empresa Odebrecht.

Sin embargo, la ministra ha encontrado en los congresistas de la bancada oficialista a su más férrea defensa. Uno de ellos fue el legislador Carlos Bruce, quien criticó la decisión tomada por el comité ejecutivo de su partido.

“Nosotros no estamos de acuerdo en que se le tenga que separar por el solo hecho de haber participado del gobierno de Toledo y haber participado dirigiendo una ONG”, indicó a la salida de una reunión de su bancada en el Congreso.

“La separación del cargo de ministra quizás podría darse si ella hubiese supiera de fondos ilegítimos, pero pasaron 10 años y recién todo el país se entera de estos movimientos de fondos”, agregó.

Bruce, vocero de la bancada, indicó que una medida de este tipo sería “sumamente injusta”.