Luego de los últimos inconvenientes surgidos en las Unidades de Gestión Educativa Local de Carabaya y Crucero, el gobernador regional de Puno Walter Aduviri Calisaya, señaló que la decisión final la debe tomar el Ministerio de Educación MINEDU.

Por lo pronto la autoridad regional recabará todas las pruebas de las anomalías en la que incurrieron estas autoridades educativas, las mismas que serán elevadas a las autoridades del Ministerio de Educación, para que finalmente determinen la continuidad de los directores.

En ese contexto dijo también que a nivel de REDES hay un minucioso control, para que no se incurran en actos de corrupción, como si lo hubo en la gestión del ex gobernador regional Juan Luque Mamani. Además agregó que en los siguientes días se declarará en emergencia el sector salud.