Las Instalaciones del Camal Municipal de Ayaviri se encontrarían en condiciones deficientes e insalubres, poniendo el riesgo la calidad de los productos (carnes y vísceras) en perjuicio de los consumidores finales, frente a una potencial contaminación, según el informe de control simultáneo que realizó la Contraloría General de la República (CGR).

Asimismo, en otra parte del documento revela que el Camal Municipal operaría de manera informal, al no contar con autorización sanitaria de funcionamiento emitida por SENASA, generando el riesgo de ser denunciada y asumir sanciones en perjuicio de la entidad.

“Instalaciones exteriores del Camal Municipal sirve como almacén de maquinaria y vehículos de otras unidades orgánicas, sobre los cuales no se tiene control de su movimiento, generando el riesgo de su uso inadecuado”, así finaliza la ficha de resumen tras una visita de control de verificación del estado situacional y prestación de servicios del camal municipal de Ayaviri, que realizó la Contraloría 13 diciembre del 2018