Al conocerse del primer infectado por el COVID-19 en la vecina región de Madre de Dios, el alcalde distrital de San Gaban Roger Larico señaló que las medidas de prevención para evitar el ingreso del virus a esta jurisdicción, se han intensificado. Reiteró que al momento no se tiene ningún caso sospechoso del coronavirus.

Detalló que en el corredor Interoceánico continúa el paso de vehículos pesados que se dedican al traslado de productos de primera necesidad, pero aclaró que existen inescrupulosos que aprovechan de la situación para   continuar circulando por esta vía siendo una amenaza permanente para los pobladores de Carabaya.

En tal contexto, en coordinación con las autoridades se dispuso instalar un puesto de control en la zona fronteriza para realizar la verificación minuciosa de los pobladores que recorren por dicha vía de comunicación.