Días atrás solicitaron la declaratoria de emergencia de dicha localidad minera situada a casi 5.300 metros sobre el nivel del mar. La Policía reportó en un año 800 asaltos.
Puno. Cerca de las 5.00 a. m. de este domingo, en el centro poblado La Rinconada, un grupo de delincuentes baleó a un vigilante. La Policía inició las investigaciones para identificar a los criminales.
De acuerdo con información de la Policía Nacional, cinco hampones interceptaron al ciudadano de nombre Víctor Mamani (35), natural del distrito de San Antón, provincia puneña de Azángaro, mientras se dirigía a su centro de labores.
El hecho ocurrió en el barrio central 2 de Mayo, cerca del área de vigilancia de una contrata minera. La Policía busca a los responsables del ataque por disposición del Ministerio Público.
Estado de emergencia
La delincuencia e inseguridad en la localidad minera de La Rinconada, situada en el distrito de Ananea, provincia de San Antonio de Putina, no tiene cuándo parar, por lo que el gerente de la Corporación Minera de Ananea, Edgar Monrroy, solicitó que se declare estado de emergencia en este poblado.
Precisó que, según cifras de la Policía Nacional, en un año se suscitaron 800 asaltos con armas de fuego, los cuales dejaron 97 fallecidos. Los efectivos no se dan abasto para patrullar la comunidad minera.
El empresario minero solicitó además que se establezca una base militar con la finalidad de frenar los hechos delincuenciales. Otro problema en esta localidad es la proliferación de locales nocturnos y prostíbulos.
Esta localidad se encuentra asentada a casi 5.300 metros sobre el nivel del mar, donde laboran decenas de mineros y las llamadas pallaqueras, mujeres que recogen los residuos de los minerales, que luego revenden.