Un bus de la empresa Wayra que circulaba por la carretera Interoceánica fue interceptado por siete delincuentes todos ellos portaban armas de fuego, quienes a la altura del kilómetro  303 buscaron asaltar a todos los ocupantes de este vehículo.

Sin embargo, para suerte de los pasajeros;  patrulleros de la policía circulaban por la vía de comunicación quienes frustraron un inminente asalto. Los efectivos de la Policía Nacional  tuvieron que arriesgar para enfrentarse a los delincuentes quienes huyeron hasta los cerros próximos a fin de evitar su captura.

Los pobladores de la Oroya liderado por las rondas campesinas apoyaron a la búsqueda de los delincuentes en la zona, sin embargo el resultado fue negativo. Los asaltantes  no lograron su cometido por la intervención policial.