Luego que cientos e incluso miles de ciudadanos permanecieran atentos a las redes sociales con la información actualizada sobre la captura de un puma, que apareció los últimos días en la ciudad de Arequipa, la noche del jueves fue reportada la muerte del felino. Su trágico final se debe a que recibió disparos durante su captura.

La mañana del último jueves, el felino fue hallado por personal del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) en el sector de Río Seco (Cerro Colorado). Pero su captura se registró al cabo de varias horas y después de mucho esfuerzo. El animal tuvo que ser sedado mediante un disparo. Sin embargo, un video muestra cómo efectivos de la Policía le dispararon varias veces para controlarlo luego de que este fugó.

Las balas causaron severos daños en el mamífero que presentaba deshidratación severa, desnutrición y estrés por haber estado perdido en un lugar lejano a su hábitat natural.

El Serfor emitió un comunicado durante horas de la noche del jueves, dando la triste noticia. El puma falleció y -según la entidad protectora- pedirán las explicaciones del caso a la Policía Nacional, a cuyos agentes responsabilizan del deceso.

Según explican en el documento, ellos habrían solicitado el apoyo de la Policía a través de sus unidades de Medio Ambiente, Alta Montaña y la Sub Unidad de Acciones Tácticas, para la captura del animal e indicaron que solo se le debían disparar en caso de peligro eminente. Cosa que no habría sucedido en ningún momento.