La situación en la provincia de Islay (Arequipa), donde se desarrollará el proyecto minero Tía María, aún es incierta. Luego de que el martes último el Ejecutivo otorgara la licencia de construcción a la empresa Southern Copper Corporation, parte de la población local ha mostrado su rechazo a la decisión y ha convocado un paro indefinido desde este lunes 15.

Al respecto, el presidente Martín Vizcarra indicó ayer: “Estamos dispuestos siempre al diálogo”. Esto, tras el pronunciamiento de la Asamblea Nacional de Gobiernos Regionales (ANGR), que solicitó a su gobierno que establezca el diálogo para solucionar “la situación de conflictividad social”.

A través de un comunicado, los gobernadores regionales señalaron que “la imposición de la fuerza, aun siendo un mecanismo legal, no puede ser utilizada ante poblaciones indefensas y cuyas demandas no se han atendido”. También pidieron que se mejoren las normas que regulan el mecanismo de diálogo y exhortaron a Southern y a todas las firmas mineras a participar del “diálogo con transparencia”.

— Nuevas acciones —
Tras acordar el inicio de la paralización en el Valle del Tambo, las autoridades locales y dirigentes agrarios de la zona mantuvieron ayer reuniones para llevar a cabo la medida de protesta desde el lunes próximo.

El alcalde provincial de Islay, Edgar Rivera, sostuvo un encuentro con los directivos provinciales del sector Salud, que actualmente se encuentra en alerta amarilla. En tanto, el hospital de Essalud de Mollendo ha activado un plan de contingencia “para resguardar la vida de las personas ante un posible conflicto social”, explicó la directora del establecimiento, Rosemarie Ocola Murillo.

Entre otras acciones preventivas que asumirá el organismo provincial está el pedido de más ambulancias a la Gerencia Regional de Salud de Arequipa. El director ejecutivo de la Red de Salud Islay, Atilio Machaca, dijo que también requieren medicamentos e insumos para abastecer todos los almacenes de los centros médicos.