El juez de investigación preparatoria del Módulo de Justicia de Paucarpata (Arequipa), Manfred Vera, dictó nueve meses de prisión preventiva para el soldador de autos, Edgar Quispe Vargas (38), por matar con un ladrillo a su pareja Wendy Karina García Márquez (22).

Cuando el sujeto salió del recinto judicial, los familiares de la víctima clamaron justicia y exigieron la máxima sanción para el criminal. Es decir, 35 años de cárcel por este delito.

El feminicida, que reconoció su culpa, cumplirá la prisión preventiva en el penal de varones de Socabaya.

Como es público, el sujeto cometió el homicidio el pasado lunes a las siete de la noche, mientras bebía con su pareja en su vivienda ubicada en el distrito de Paucarpata. La pelea comenzó cuando la víctima le reclamó a Quispe Vargas por una presunta infidelidad.

Él atacó a su pareja con un palo y luego tomó un ladrillo con el que la golpeó varias veces hasta ocasionarle la muerte.