Un grupo de pobladores tomaron el control del puente que conduce a la minera en el distrito de Antauta. Ellos realizaron esta acción como medida de protesta por un pre despido, según argumentaron los manifestantes.

La medida se extendió hasta altas horas de la noche donde después de una diálogo con la empresa AESA, fue levantado esta medida de protesta que dejó varado por varias horas a decenas de vehículos que llegaban desde la minera.

En medio de esta medida de fuerza surgió también la petición a la minera San Rafael para que se atienda a la población de la zona con una mayor oportunidad laboral.