El Poder Judicial dictó nueve meses de prisión preventiva contra el gobernador regional de Áncash, Juan Carlos Morillo Ulloa, investigado por una presunta colusión agravada en la construcción y equipamiento de un ambiente para la atención de pacientes con coronavirus en el Hospital Regional Eleazar Guzmán Barrón de Nuevo Chimbote.

El juez Derby Mirko Quezada Blanco, del Quinto Juzgado de Investigación Preparatoria Especializado en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Huaraz, determinó que existen graves elementos de convicción para que Morillo Ulloa sea investigado en la cárcel.