Ex mandatario asegura que sus detractores le quieren hacer daño. “Justicia sí, venganza no”, anotó en su red social. (Perú21)

La disposición judicial de allanamiento a la casa del ex gobernante precisa que la empresa brasileña y el líder de Perú Posible acordaron un soborno de US$35 millones, pero solo se entregó US$20 millones.

El entonces presidente Alejandro Toledo exigía a la empresa brasileña Odebrecht que se le pague el 100% de la coima pactada a cambio de la concesión de la obra Interoceánica Sur, tramos 2 y 3.

Sin embargo, según la disposición judicial de allanamiento a la casa del ex gobernante –a la cual tuvo acceso este diario– la empresa solo entregó US$20 millones debido a que el ex mandatario no habría cumplido con todos los acuerdos.

El documento señala que el acuerdo pactado entre ambos consistía en que la empresa pagaría el soborno solo si ganaba el proceso de selección y “si es que el entonces presidente se encargaría de que los plazos no se posterguen”.

También se modificarían las cláusulas de las bases de licitación para dificultar o impedir la participación de otras firmas, pero como Toledo no tomó otras medidas en favor de Odebrecht, la firma decidió no atender la solicitud integral del monto pactado (US$35 mllns). “Toledo quería que Odebrecht ganase la licitación”, dice el escrito.

Más adelante señala que cuando Toledo dejó de ser gobernante (2001-2006) y “ante el retraso de los pagos de Odebrecht, Barata fue convocado a la casa del ex presidente en Camacho (La Molina) con la finalidad de presionarlo para la continuidad de los pagos”. Es por esa razón que existen transferencias bancarias incluso durante el año 2010.