Según las nuevas disposiciones del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), las actuales autoridades municipales deben priorizar la conclusión los proyectos dejados por las anteriores gestiones.
Para el economista Wilber Cutipa Alejo, proyectos deben ejecutarse en función al siguiente orden de prelación; primero, obras de liquidación; segundo obras de continuidad; tercero, proyectos en proceso de licitación, los que están en expediente y fichas técnicas.
En diálogo con radio Altura, el también sub gerente de Programación de Inversiones y Cooperación Técnica Internacional de Puno, los recursos por gestión de inversiones no ejecutados en el presente año fiscal, corren el riesgo de que el presupuesto retorne al tesoro público.
Ahora el MEF condiciona a los alcaldes para que no pidan todo el presupuesto de una obra, sino cuánto es lo que se va a gastar hasta diciembre. Si una obra cuesta 10 millones y su plazo de ejecución es de 12 meses, y empieza en agosto, solo debe pedir lo que va a gastar hasta diciembre, puede ser 5 millones y si se pide más y no se gasta, esto regresa al MEF y no le devuelve ese presupuesto.