La Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) mediante decreto supremo Nº 010-2020, declaró el Estado de Emergencia en 30 distritos de algunas provincias del departamento de Puno, por peligro inminente ante el periodo de lluvias, por el plazo sesenta (60) días calendarios, medida con el algunos alcaldes no estan de acuerdo por que la norma no destina presupuesto adicional para poder atender las emergencias en sus distritos.

EL dispositivo legal refiere que la implementación de las acciones previstas en este decreto supremo, se financiaran con cargo al presupuesto institucional de los pliegos involucrados, de conformidad con la normatividad vigente, la medida se establece con el objetivo de que los gobiernos locales, regional y ministerios del Gobierno Central realicen acciones, inmediatas y necesarias, orientadas a la reducción del muy alto riesgo existente, así como de respuesta y rehabilitación en caso amerite.

En la provincia de Azángaro fue declarado en emergencia el distrito de Azángaro, en Carabaya los distritos de Macusani, Ollachea y Ayapata; mientras que, en Chucuito Juli, Pomata y Pisacoma, en la provincia de El Collao los distritos de Ilave y Pilcuyo; en la provincia de Huancané, las jurisdicciones de Huancané, Taraco y Huatasani.

También fueron catalogados en este estado excepcional los distritos de Lampa, Yunguyo y Maho en las provincias del mismo nombre, en la provincia de Melgar los distritos de Orurillo y Ayaviri, en tanto, en la provincia de Puno los distritos de Coata, Puno, San Antonio de Esquilache, Mañazo y Tiquillaca, en la provincia de Putina, los distritos de Putina y Ananea; en San Román los distritos de Caracoto, Juliaca, Cabanillas y San Miguel, en la provincia de Sandia los distritos de Cuyocuyo, Sandia y Limbani.