El economista Fredy Vilcapaza analizó la deficiente gestión de presupuestos por parte de la Municipalidad Provincial de Carabaya y dijo que ello, en parte se debe al equipo técnico con el que se rodea el actual alcalde Edward Rodríguez Mendoza.

En conversación con Radio Altura el analista en temas económicos, sostuvo que la Municipalidad de Carabaya tiene una mala gestión al igual que las comunas de Azángaro y Yunguyo de acuerdo a lo que refleja en los datos del Ministerio de Economía y Finanzas en donde se precisa que estas municipalidades son las últimas en cuanto a logros de presupuestos arrancados de diferentes fuentes de financiamiento.

Agregó que en estos dos años y 4 meses de gestión, a nivel de municipalidades provinciales de la región, San Román gestionó casi 328 millones de soles, Chucuito-Juli 41 millones, Puno 39 millones y así sucesivamente, sin embargo Carabaya y Azángaro se encuentra últimos con apenas 6 y 5 millones de soles gestionados.

“La gestión municipal no solo se evalúa con el porcentaje del gasto presupuestal, sino por la capacidad de arrancar presupuestos a otras fuentes de financiamiento”, precisó el Vilcapaza.

Mientras que el también economista Alcides Huamani agregó que dinero existe, lo que falta es capacidad de gestión de las autoridades de turno y el responsable es el titular de pliego, es decir los alcaldes