CRISIS EN COASA. Alcalde distrital Olger Chua llamó de malcriados a ronderos de este distrito y ante esta actitud prepotente, la población asistente al encuentro desarrollado en el centro poblado de Uchuma pidió que se le someta a la disciplina y la lluvia del momento evitó que se consuma el castigo.

Nuevamente el alcalde de la Municipalidad Distrital de Coasa se ve envuelto en una serie de críticas por su actitud prepotente ante su propia población. Este último lunes los pobladores del centro poblado de Uchuma convocaron a una reunión pública para esclarecer una presunta “coima” a los integrantes del comité de revocatoria que no lograron su propósito.

Sin embargo ante la sorpresa de los asistentes apareció el alcalde distrital que no fue convocado precisamente para esta ocasión pese a que en otros encuentros se le invitó documentadamente. A versión de uno de los ciudadanos, el alcalde llegó para defender a capa y espada a uno de los promotores de la revocatoria que habría recibido el presunto soborno.

La situación se agravó cuando los ciudadanos le solicitaron un informe de los trabajos que viene haciendo a favor del distrito y en el centro poblado, pero el burgomaestre no convenció con su discurso a la masa y es en ese entonces que saltó una presunta irregularidad en la obra de la carretera del sector Anana a la selva.

La población preguntó sobre la compra de 400 bolsas de cementó que se contempla en el expediente, pero que no fueron utilizados en la obra y ante la insistencia para aclarar el tema, el alcalde les señaló de malcriados a los que preguntaban por no entender su explicación y ello encolerizó a los asistentes quienes pidieron una sanción al alcalde.

Sin embargo la lluvia que cayó en la zona evitó que el pedido de someterlo a “disciplina” quedará frustrada; pero que el asunto quedó pendiente para un próximo encuentro distrital.