41509_370x0Los problemas limítrofes entre los distritos de Ayapata e Ituata, aparentemente, llegaron a su final. Y es que el alcalde ayapateño Carlos Pariapaza afirma que el conflicto territorial que por tantos años los enfrentó con los ituateños, “está zanjado”.

“El conflicto territorial en entre Ayapata e Ituata no existe. El tema territorial está zanjado”, fueron sus palabras al ser consultado al respecto, agregando que, en todo caso, ese tema lo ve el Gobierno Regional de Puno (GRP) y la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM).

“El tema, en este momento, está en manos del GRP. Seguramente ellos se pronunciarán, luego la PCM y finalmente el Congreso de la República para dar un veredicto final”, acotó.

Sobre el fallo del Juzgado Mixto de Carabaya, que ordena desalojar a varias personas de la comunidad de Upina, Pariapaza fue enfático en señalar “ese es un tema estrictamente privado. Es un asunto judicial entre la comunidad Upina y 20 personas que han sido enjuiciados, por lo que no determina nada en la delimitación territorial”.

“Las minas Winchumayo, territorialmente, pertenecen a Ayapata. El 95% de las minas de la zona le pertenecen a Ayapata, según el mapa cartográfico que tenemos a la mano. Nos rige el INEI y las demás instancias del Estado”, refirió el burgomaestre.

Finalmente, sostuvo que el canon minero no los beneficia en absoluto, pues todas las minas de la zona están informalmente constituidas. “Los mineros de esa zona nada aportan a los dos distritos (Ayapata e Itutata), ni a Carabaya”, culminó.