alasitasMiles de pobladores de Juliaca y visitantes de las provincias de la zona norte de la región, acudieron a los cerros tutelares Santa Cruz y Huayna Roque, llevando sus sueños y anhelos para adquirir productos en miniatura, que esperan que en un futuro próximo se hagan realidad.

FIESTA DE ALASITAS

Cumpliendo las costumbres, los pobladores adquirieron productos como terrenos, casas, vehículos, grados y títulos, dólares, y talismanes para buscar prosperidad, todos ellos en miniatura, que luego fueron challados por los chamanes, para hacer realidad sus sueños.

Según los comerciantes de los productos en miniatura, cuyo costo oscila entre los dos soles a más 200, el secreto para hacer realidad un anhelo es adquirir los bienes y challarlos con mucha fe, y no mostrar a los demás las alasitas hasta que se cumplan los deseos pedidos.

FIESTA DE LAS CRUCES

Asimismo, más de 10 alferados de la fiesta de las Cruces, junto a familiares y acompañantes, participaron de una celebración religiosa en el Templo Matriz de Santa Catalina, luego de lo cual, cargando las cruces, acudieron en procesión a ritmo de sikuris a los diversos cerros tutelares.

ORDENAMIENTO DEL COMERCIO

En este año, en coordinación con la comisión organizadora del municipio de San Román, presidida por Graciela Vargas Ugarte, por primera vez la feria de alasitas se realizó en la explanada de los Machu Aychas, donde se observó mayor amplitud, orden y seguridad para los comerciantes.

En estas celebraciones se evidencia el sincretismo entre la iglesia católica y la cosmovisión andina, mediante dos figuras centrales: las Cruces y el Ekeko, que recibieron las ofrendas, oraciones y demás expresiones características de la región.