Un grupo de parientes de Patsy Ticona Ochochoque, joven madre de 33 años de edad quien falleció en el hospital Carlos Monge Medrano de Juliaca, tras ser transferida de la clínica particular Wachay Wasi, protestaron en la puerta de emergencia del nosocomio, denunciando una supuesta negligencia médica.

Edgar Masco Gutiérrez, esposo de la infortunada madre que tenía una gestación de 7 meses narró que, debido a los dolores de parto, el 18 de diciembre llevó a su pareja a la clínica particular Wachay Wasi donde los galenos le diagnosticaron que no era grave el malestar de su esposa.

Sin embargo, al día siguiente los galenos le sorprendieron al informarle que su neonato había fallecido y la mujer fue sometida a una intervención para sacar el feto inerte y salvarla la vida; pero todo fue complicándose siendo evacuada al hospital Carlos Monge Medrano debido a que en dicha clínica no sé contaba con algunos equipos.

Ya en el nosocomio Juliaqueño los galenos le practicaron una nueva intervención quirúrgica a la mujer, al cual no pudo resistir y terminó falleciendo al promediar las 10 de la mañana de este último lunes.

Entre llantos los familiares contaron que los galenos solo atinaron a declarar que hubo una mala intervención en la clínica particular Wachay Wasi, quienes habrían colocado medicamentos inadecuados causando que sus riñones y pulmones no resista.

Patsy Ticona Ochochoque, deja en la orfandad a dos menores y con este nuevo caso se suma a 23 las muertes maternas en la región de Puno en lo que va del año; mientras sus familiares exigen justicia ante esta pérdida irreparable.