Los pobladores afectados por la contaminación de la cuenca Coata, iniciaron desde este 9 de noviembre una huelga indefinida, pidiendo al Ejecutivo Nacional atender la plataforma de lucha que contempla cuatro puntos.

Los dirigentes tuvieron que cambiar las estrategias de lucha, luego que fueran advertidos por la Fiscalía de Prevención del Delito para desistir de esta protesta; sin embargo, se mantienen firmes con su pliego de reclamos que se basa en cuatro puntos: instalación de una mesa de salud, ejecución de proyectos ganaderos, proyectos de saneamiento básico, y la descontaminación del río Coata y el lago Titicaca.

El presidente del Frente de Defensa Unificado en Contra de la Contaminación de la Cuenca Coata y el Lago Titicaca, Félix Suasaca, indicó que la Fiscalía pretende criminalizar la protesta del pueblo.