El jefe de la Oficina Defensorial del Pueblo de Puno, Jacinto Ticona Huamán manifestó que tras los constantes cobros de matrícula que realizan algunas instituciones educativas públicas a los padres de familia, informó que las matriculas son gratuitas puesto que es un derecho fundamental el cual no puede ser condicionado a ningún pago de acuerdo al mandato constitucional de la educación pública.

Por lo que, sugirió que los directores y directoras de las instituciones educativas deben abstenerse a cualquier cobro que pueda condicionar las matrículas de los estudiantes y además, aclaró que cualquier monto que se apruebe por el APAFA no debe exceder a los 62 soles, el cual debe ser pagado en cualquier momento del año.

Asimismo, indicó que la entidad responsable de velar por la educación es la UGEL, quien debe fortalecer su labor de supervisión en las instituciones educativas al momento de existir cualquier irregularidad.