Los trabajadores administrativos a nivel de Unidad de Gestión Educativa Local Carabaya ingresaron desde ayer, a una medida de protesta de 48 horas exigiendo sus derechos labores. En el primer día se concentraron al frontis de la UGEL esperando ser atendido por el titular de la entidad.

Esta medida de protesta es en toda la región de Puno, y para hoy se tiene previsto hacer una marcha de sacrificio hasta la capital de la región, Puno, para ser atendidos, esta vez, por el director de la Dirección Regional de Educación Maximiliano Cornejo Turpo junto al gobernador regional Juan Luque Mamani.

El dirigente provincial de Carabaya cuestionó el incumplimiento del pago de la deuda social, mejora remunerativa y el 30% de la bonificación diferenciada.
“Nos pagan de 600 a 700 soles que ni siquiera es la remuneración mínima vital”, manifestó el trabajador público, indicando que a nivel de la región paralizarán sus actividades 4 mil administrativos.

En otro momento, cuestionó que la procuradora pública regional esté apelando a los procesos judiciales interpuestos por los trabajadores contra la Gobierno Regional, generando un perjuicio para el pago de la deuda social.