El fujimorista Moisés Mamani continúa causando polémica por el pedido de levantamiento de inmunidad parlamentaria, por la denuncia de tocamientos indebidos contra una aeromoza de Latam.

El último viernes, Moisés Mamani se presentó ante la Comisión de Levantamiento de Inmunidad para ejercer su defensa, junto a su abogado, quien también es su asesor en el Congreso, lo cual sería un delito.

Alberto Juan Bautista Merino es asesor de Moisés Mamani, pero ha asumido la defensa del fujimorista en el caso de tocamientos indebidos, por lo que para César Vásquez esto debería ser denunciado.

Bautista Merino sostuvo que pidió un día de licencia, pero este permiso está firmado por el mismo Moisés Mamani, quien está suspendido del Congreso. Para Vásquez, el fujimorista y su defensor estarían “sacándole la vuelta al Congreso” y “amerita una denuncia constitucional que debería de hacerlo de oficio el presidente del Congreso, Daniel Salaverry, que nos representa a todos los congresistas”.

Por este delito, Moisés Mamani podría ser denunciado en la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales por peculado de uso y malversación de fondos.

Esta no es la primera vez que el asesor ha demostrado ser leal al legislador, pues este también acompañó a Moisés Mamani a la oficina del exministro de Transportes, Bruno Giuffra, para grabar la reunión en la que obtuvieron los videos que se tumbaron al gobierno de Pedro Pablo Kuczynski, así como el indulto que se lo otorgó a Alberto Fujimori.

“Sí, efectivamente, este señor [Bautista Merino], fue quien acompañó a Moisés Mamani al Ministerio y se hizo pasar como asesor de la nueva bancada fujimorista, integrada por congresistas de provincia, y nunca dijo que era asesor del congresista Mamani”, recordó Giuffra.

Incluso, en agosto de 2018, Bautista Merino atestiguó para la Fiscalía que estuvo en la reunión de Moisés Mamani con Giuffra. “Mamani entregó un folder el cual contenía proyectos de obras”, reveló el asesor y agregó que el exministro aclaró que las “obras son grandotas”.

Keikovideos

En marzo de 2018, Moisés Mamani se convirtió en “héroe nacional” de Fuerza Popular, luego que presentó videos, grabados con un reloj de mano, en los que evidenciaba una compra de votos por parte del gobierno de Kuczynski para evitar su vacancia presidencial.

Los llamados ‘keikovideos’ llevaron a que Kuczynski renuncie a la presidencia, dejando a Martín Vizcarra como su sucesor. Asimismo, estos videos sustentaron que el indulto otorgado al exdictador Alberto Fujimori se dieron de forma irregular.