Carabaya, Lampa, San Antonio de Putina y Azángaro son las provincias que reportan mayores afectaciones de cultivos de pan llevar, por tanto deberían ser declarados en situación de emergencia por escasez de lluvias y presencia de heladas, indicó German Cutipa Flores director de estadística de la Dirección Regional Agraria de Puno.

Cabe precisar que al 15 de febrero de este año alrededor de 45 mil 666 hectáreas de cultivos fueron afectados por las inclemencias del tiempo, especialmente los veranillos y heladas, siendo los cultivos de avena forrajera los más afectados con 27%, seguido del cultivo de papa con 24%, cebada forrajera 12% y el cultivo de quinua con un 10% de afectaciones.

Según la oficina de estadística agraria, la provincia de Carabaya es la más afectada por la ausencia de lluvias y que al 15 de febrero más del 67% de sus cultivos fueron dañados, seguido de Lampa con un 56% de afectaciones, Melgar con 42%, Azángaro con 51%, San Antonio de Putina con 44%, El Collao con 28% y Yunguyo con el 13% de afectaciones a sus principales cultivos de pan llevar