Murió triturado. Agentes policiales de Paucarcolla, aproximadamente a las 3:00 horas de ayer, hallaron el cuerpo sin vida de Roberto Pedro Fernández Nina (60), el mismo que yacía en la carretera Puno – Juliaca.

Fueron los conductores que pasaban por la concurrida carretera, en las horas de la madrugada, los que dieron parte a la policía nacional sobre el hallazgo del cadáver de sexagenario, el cual estaba irreconocible.

“Su cuerpo está hecho trizas, parece que varios carros lo han atropellado”, dijo uno de los efectivos policiales sobre el difunto, cuyo cuerpo fue internado en la morgue del hospital regional de Puno, a donde acudieron sus parientes.