Los aparentes problemas que la agobiaban, provocaron que una madre de familia decidiera quitarse la vida ingiriendo varias sustancias venenosas (racumin) en el distrito de Antauta, según las primeras hipótesis que se maneja.

Dianet Ramos Quispe de 33 años es la desafortunada mujer que dejó de existir luego de que la noche del último miércoles fuera encontrada, casi sin signos vitales al interior de su vivienda ubicada en el barrio Asprovi del distrito de Antauta-Melgar.

Fue su hermana quien se encontró con la terrible escena cerca de las 11:00 de esa noche, cuando al ingresar a la vivienda vio a su familiar tendida y con sobres de veneno a su alrededor. Eso no fue todo, según la versión que se maneja, también la fémina habría actuado de la misma forma con su menor hijo de ocho años, quien de milagro pudo ser salvado luego de ser llevado hasta el hospital de Azángaro.
Trascendió que los familiares llevaron al centro de salud de Antauta, sin embargo no recibieron una atención oportuna por lo que se vieron en la obligación de llevarlo hasta la provincia de Azángaro.