Ayer arribaron a Puno una delegación de ronderos distritales de la provincia de Carabaya para exigir a las autoridades del Gobierno Regional de Puno la celeridad de las diferentes obras de inversión pública en ejecución.

Denunciaron que actualmente hay obras paralizadas, como las instituciones educativas iniciales; El subgerente de obras del gobierno regional, residentes y el consejero regional de Carabaya fueron duramente cuestionados.

Lamentaron que desde el 2013 a la fecha no se haya concluido con la ejecución del proyecto vial Macusani – Abra Susuya, cuyo avance físico es del 74.99% y la ejecución presupuestal adicional de la obra asciende al 88.24% De la misma forma, denunciaron los constantes cambios de residentes de la obra, nombramiento de amigos y familiares en la obra, desvío de combustible, entre otras irregularidades que actualmente se evidencian en la carretera Macusani – Abra Susuya, “yo me pregunto si hasta ahora hay algún sancionado de todo esto”, indicó el rondero del distrito de Ituata.

Los ronderos esperan que los funcionarios cumplan sus compromiso de terminar estas obras pendientes dentro de los plazos fijados, caso contrario tomarán diversas acciones de protesta contra la actual gestión de Juan Luque Mamani gobernador del gobierno regional de Puno.