Dos trabajadoras del Proyecto Especial Camélidos Sudamericanos (PECSA) del Gobierno Regional de Puno, son hija y sobrina de la expareja del titular de esta dependencia, Abel Cama Tovar, quien aseguró que desconocía el parentesco de las servidoras con su anterior compromiso sentimental.

Ese es el caso de Staci Deyna Mamani Chaiña, hija de Reyna Hermelinda Chaiña Choque, vinculada sentimentalmente con el funcionario del PECSA.

Staci se desempeña como asistente de Almacén, en el proyecto de Mejoramiento de la Cadena de Valor de la Fibra de Alpaca, por cuya labor cobra S/ 1, 566.08.

La otra trabajadora es Cindy Lesly Chaiña Núñez, sobrina Reyna Hermelinda. Es asistente administrativa y su remuneración alcanza los S/ 3,480 soles.

Para Abel Cama, se trata de una coincidencia y asegura que ambas ingresaron a laborar a la dependencia por sus méritos. Además, amenazó con emprender acciones judiciales contra quienes han ventilado estas “coincidencias” que, indicó, han mellado su honor. “Yo no sabía que era hija de mi expareja”, dijo.

El consejero regional por Puno, Walter Paz Quispe Santos, dejó entrever que esta situación podría ser considerada presunto tráfico de influencias. “Debe ser citado al Consejo Regional, es lamentable que el gobernador Juan Luque no haga nada al respecto”, enfatizó.