A causa de las constantes lluvias el río ramis se desbordó en la carretera interoceánica sur a la altura del distrito de crucero en la provincia de carabaya y dificultó el paso de vehículos hacia las ciudades de Azángaro y Juliaca.
El desborde ocurrió el sábado último a la altura de la comunidad Cayacachi. A consecuencia del desborde, más de 300 hectáreas de pastizales quedaron bajo el agua.
De desbordarse el río Ramis, podrían verse afectados los distritos de Samán en Azángaro y Taraco en Huancané, dañando extensos campos de cultivos y cientos de viviendas asentadas en esa zona.
Cabe señalar que la última amenaza de desborde fue reportada hace 6 días, en aquella ocasión Senamhi dio la alerta roja, ya que el nivel de agua era de 5.32 metros, ubicándose a 0.87 metros de su nivel crítico; y un caudal de 306.84 metros cúbicos por segundo, que representa una anomalía de más del 41%.
De igual manera a finales de febrero, también se alertó del incremento del caudal y nivel del río, sin embargo solo de dio la alerta naranja y las autoridades encargadas solo le restaron importancia.
A/JJCT