El pasado lunes 5 de marzo, el empresario chileno Gerardo Sepúlveda fue interrogado por el fiscal anticorrupción Hamilton Castro, quien encabeza el equipo especial del caso Lava Jato, sobre los presuntos vínculos entre Odebrecht y el presidente Pedro Pablo Kuczynski.

En la extensa diligencia, que se inició en la tarde y culminó a las 5 a.m., Sepúlveda habló de las asesorías realizadas por Westfield Capital, propiedad de PPK, y First Capital, propiedad del chileno, a Odebrecht.

Cuarto Poder tuvo acceso a una parte de la declaración del ex socio y amigo de PPK. Según el programa, Sepúlveda contó que por la asesoría realizada por First Capital al proyecto Rutas de Lima (2008-2014), adjudicada a Odebrecht, la empresa brasileña pagó casi US$4 millones.

Sin embargo, lo que llama la atención es la manera en que se distribuyó ese monto. De acuerdo al chileno, US$3.5 millones fueron transferidos a la cuenta de Latin American Enterprise, la empresa matriz de Kuczynski, y los casi US$500 mil restantes se quedaron en First Capital.

Además, dice Sepúlveda, del monto transferido a Latin American Enterprise, US$720 mil “fue el pago para PPK” y US$120 mil para Denise Hernández, otra socia del mandatario en el rubro empresarial.

Incosistencias
Gerardo Sepúlveda ha sostenido que luego de fundar First Capital en 2001 se independizó de Pedro Pablo Kuczynski. Entonces, ¿por qué se transfirió dinero a Latin American Enterprise? y ¿por qué PPK supuestamente recibió más dinero que la propia First Capital?

Además, en el reporte que envió Odebrecht a la comisión Lava Jato sobre los pagos a First Capital solo se registra que por Rutas de Lima entregaron US$163 mil en 2013. Lo que deja más de US$3 millones en el aire.

A/JJCT