Al cierre del 2017, el alcalde de la Municipalidad Distrital de Ollachea Fortunato Quispe Gonzales,  es la autoridad municipal que menos recursos gestionó a nivel de la provincia de Carabaya para la ejecución de proyectos de inversión pública según los datos del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

La cifras proporcionadas por el MEF, señala que esta municipalidad inicio el 2017 con un presupuesto inicial de 1 millón 113 mil soles, concluido este mismo año, el alcalde distrital apenas pudo incrementarla a 2 millones 600 mil soles, es decir, logró gestionar un irrisorio presupuesto de poco más del millón de soles.

A eso se le añade que Quispe Gonzales, no solo no pudo gestionar dinero, sino que tampoco pudo gastar el dinero que manejo en el 2017, muestra de ello es que su ejecución presupuestal en proyectos, apenas llegó al 62%.

En contraste a esta gestión, hay municipalidades que lograron gestionar presupuestos de hasta 25 millones de soles como la comuna de Muñani en la provincia de Azángaro.