El gobierno de Donald Trump ha tomado la decisión debido a la “necesidad de una reforma fundamental” y la “continua parcialidad antiisraelí”, según se lee en un documento oficial.

Este jueves, Estados Unidos ha anunciado su retiro como miembro permanente de la Unesco. Las razones de esta decisión han sido explicadas en un comunicado oficial y responden principalmente a la “necesidad de una reforma fundamental” y la “continua parcialidad antiisraelí”. Esta medida entrará en vigor a partir del 31 de diciembre del 2018.

Asimismo, el Gobierno manifestó su voluntad de mantenerse en la organización como miembro observador para “contribuir sus perspectivas y experiencias”.

Por su parte, la directora general de la Unesco, Irina Bokova, confirmó haber recibido la notificación, y aseguró que “lamenta profundamente” la decisión y la considera “una pérdida para el multilateralismo”.

“En el momento en que la lucha contra el extremismo violento pide una inversión renovada en educación y en diálogo intercultural para prevenir el odio, es profundamente lamentable que EE.UU. se retire de la agencia de Naciones Unidas que se ocupa de estos asuntos”, detalló la autoridad.

Cabe recordar que en el 2011, el país norteamericano suspendió pago de sus contribuciones a la organización, cuando se admitió el ingreso de Palestina.

Como se recuerda, la Unesco es el órgano de la Organización de las Naciones Unida (ONU) dedicado a la educación, ciencia y cultura.