Decenas de ronderos de la región Puno, junto a sus pares del país, llegaron hasta la sede del Congreso de la Republica en Lima para rechazar los proyectos de Ley 773 y 885, consideradas atentatoria contra sus derechos.

La convocatoria fue por Central Única Nacional de Rondas Campesinas del Perú (Cunarc), organización que considera esta iniciativa legislativa como una norma que vulneraría el derecho a impartir justicia, además de afectar la jurisdicción indígena y el pluralismo jurídico reconocido en la Constitución Política.

Jorge Calcina presidente de la Rondas Campesinas de Carabaya señaló que la intensión es entablar una conversación con los congresistas de Frente Amplio promotores de la norma, entre ellos, el congresista puneño Oracio Pacori, a fin de que desistan con su intención de hacer aprobar esta Ley.

“De no obtener respuesta, permaneceremos en la capital de la República” refirió el rondero en comunicación con radio Altura.
Mientras que otro grupo de ronderos realizaron movilización en la capital de la región con el mismo planteamiento.