En la víspera, Alejandra Aramayo, Yonhy Lescano y Mauricio Mulder ‘pidieron su cabeza’ por la postulación de su hijo a la beca Presidente de la República.

La ministra de Educación, Marilú Martens, le respondió a los congresistas Alejandra Aramayo, Yonhy Lescano y Mauricio Mulder, quienes pidieron su renuncia luego que saliera a la luz que su hijo había postulado a la beca Presidente de la República, que otorga el Pronabec.

“Los congresistas pueden opinar, son libres de opinar, pero yo estoy diciendo cómo fueron las cosas y no hay nada que pueda descalificar lo que hizo mi hijo en ese momento”, aseguró desde Piura y se ratificó en que Gabriel Eduardo Aguirre Martens no cometió falta alguna al presentar su documentación y que por eso mismo, no calificó.

Al ser consultada sobre si consideraba que la denuncia formaba parte de una campaña para sacarla del cargo, Marilú Martens se limitó a responder: “Yo considero que el periódico que sacó (la información), es un periódico poco serio”.