Los trabajadores de los diferentes sindicatos exigen el incremento salarial, nombramiento, reasignaciones, pago de la deuda social y implementación de presupuesto para mejorar el servicio público.

“¡Viva la huelga indefinida del magisterio!”, “¡Pago de la deuda social y homologación de sueldos!”, “¡Fuera la corrupción!”, “¡Legítimo derecho a las protestas!”, “¡Libertad para Walter Aduviri!”, entre otras arengas y cánticos, fueron las manifestaciones de cientos de protestantes que, a una voz, exigieron y exigen el respeto de sus derechos.

Y es que la región Puno vive una ola de protestas, cuyo inicio se dio por parte de los médicos y docentes, y hoy es continuada por la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), quienes junto a otros gremios apoyarán las demandas del magisterio puneño.

Cada uno de los sectores que protestan, exigen el incremento salarial, el pago de la deuda social y la derogatoria de algunos artículos, de particulares leyes, de la Constitución Política.

El secretario general del Sindicato de Trabajadores de Construcción Civil de Puno, Efraín Anahua Churacutipa, mencionó que las protestas están siendo generadas por diversos sectores, a razón del paquetazo antilaboral que busca despedir a los trabajadores en diferentes sectores laborales.

“Se tiene conocimiento que después del mensaje presidencial, se estaría dando un paquetazo antilaboral, el cual buscaría dejar sin puestos laborales a un gran número de trabajadores en diferentes sectores; en razón de ello se emprenden las paralizaciones”, dijo Anahua Churacutipa

Asimismo, sostuvo que desde las cero horas de ayer, diferentes gremios sindicales de la región altiplánica se sumaron a la paralización emprendida por el magisterio altiplánico, que exige la homologación de sueldos, además del pago de la deuda social. Hoy, en tanto, se sumarán los trabajadores de la CGTP.

Además, aseveró que las promesas realizadas en la campaña electoral por el ahora presidente Pedro Pablo Kuczynski, no vienen siendo cumplidas a casi un año de gestión.

“Los gremios sindicales están realizando su medida de lucha, a raíz de la inatención del Gobierno Central, que no hizo nada en favor de las mejoras económicas de los trabajadores de los diferentes sectores, y ello ha permitido que salgan en una huelga indefinida o huelga de 24 y 48 horas”, mencionó el dirigente.

CER SIDESP
Por su parte, el secretario del Comité Ejecutivo Regional del Sindicato de Docentes de Institutos Superiores del Perú (CER SIDESP), Carlos Antonio Salas Ramos, refirió que la paralización de 48 horas que emprendieron, respalda a los docentes del magisterio puneño, y exige además el cumplimiento de los acuerdos con el Ministerio de Educación (Minedu).

Salas Ramos mencionó que, en su medida de lucha, decidieron tomar las instalaciones de la Dirección Regional de Educación de Puno (DREP), de modo que respeten sus derechos como docentes, los cuales vienen siendo vulnerados por el Minedu.

“Sabemos que los representantes del Ministerio de Economía y Finanzas, y representantes del Minedu, están presentes en la DREP, razón por la cual decidimos realizar el plantón como una medida de lucha y hacer respetar nuestros derechos”, manifestó el dirigente.

Aproximadamente a las 10:30 horas, diversas instituciones públicas estuvieron sitiadas por los manifestantes, quienes a una sola voz exigieron el cumplimiento de sus pedidos por parte de las autoridades regionales y locales, que poco o nada realizaron en favor de los trabajadores.

Cabe precisar que para el día de hoy, diversos sectores realizarán sus respectivas protestas por las diferentes arterias de la ciudad, a fin de que el presidente de la República anuncie, el próximo 28 de julio, aumentos salariales para los trabajadores de los diversos sectores en paro.