El gobernador regional de Puno, Juan Luque Mamani,   perdió 88 millones de soles para los proyectos alpaqueros al no cambiar la unidad ejecutora a Agrorural, el cual es una muestra de que la gestión del PICO se maneja con intereses económicos, manifestó el  expresidente de la Mesa de Trabajo de Camélidos de la región, Roger flores Quispe.

Indicó, que hubo intereses particulares de manejar los dineros de los alpaqueros por allegados a esta gestión, por lo que se negaron a cambiar la unidad ejecutora, perdiendo soga y cabra, el cual solamente  perjudica a los productores del departamento de Puno.

Referente, a la construcción de los cuatro centros de producción de reproductores (CPR) dijo que no garantiza el manejo de mejoramiento genético, porque las alpacas que se compraron fueron sobrevaloradas y tampoco son de buena muestra.