El consejero delegado, Leoncio Mamani Coaquira, está blindando los hechos de corrupción emprendidos por algunas gerencias y el ejecutivo, sin darse cuenta que viene dañando los beneficios de la población puneña, mencionó , consejera de la provincia de Puno.

Dijo que durante un mes de julio no se ha citando a sesión de consejo extraordinario, con el so pretexto de que no hay puntos que tratar, sin embargo mencionó que la región está viviendo una bomba de tiempo, debido a las manifestaciones que emprendieron distintos sectores.

Además mencionó que existen una serie de irregularidades que no están siendo puestas en conocimiento del Órgano de Control Interno (OCI), para sancionar de forma administrativa a los responsables, dejando pasar hechos de corrupción.

“Hay una serie de conflictos en los sectores de educación, salud y transportes, sin embargo el delegado consejero no le está dando mayor importancia, por buscar blindar los actos de corrupción seguidos por el ejecutivo”, indicó la consejera.