El responsable de la Oficina de Diálogo y Concertación del Gobierno Regional de Puno, Piony Turpo, dijo que ayer el gerente Regional de Planificación se comprometió a disponer de un presupuesto para el reinicio del proyecto vial de Challhuamayo – Nojonunta.

Este compromiso fue asumido cuando se reunió con ronderos de la provincia de Carabaya, quienes mostraron su malestar contra el Gobierno Regional por el abandono de la obra vial hace varios meses.

El también consultor regional, dijo que la obra vial se reiniciará posiblemente en el mes de agosto del presente año. Aunque desconoce el presupuesto que será destinado, informa que el gerente responsable gestionará los montos económicos. “Ya se ha coordinado con la Gerencia de Infraestructura” dijo.

Ante la acusación que demanda la intervención de la región Cusco, para que dé continuidad a la obra en abandono, en el caso de que no cumpla el compromiso el Gobierno Regional de Puno, Piony Turpo señala que la región vecina tiene la intensión de cautivar a la población para aprovechar en el futuro recursos hídricos y mineros.

Por ello señala que recién han programado una visita a la zona la próxima semana para conocer la realidad de la población que exige la culminación de la vía.

Por otro lado, sobre el problema de demarcación territorial en los espacios geográficos de Chillihua y Quenamari, señaló que la procuraduría, la oficina de demarcación territorial, la Municipalidad de Melgar, tienen conocimiento sobre la intensión expansionista del MarAngani (Cusco), por ello señalan que se van a tomar acciones legales sobre el particular.